Redes sociales y reclutamiento: la barrera entre lo personal y lo profesional

redes-sociales-y-reclutamientoCada vez oímos más a menudo hablar de que las empresas consultan y utilizan las redes sociales y otros canales online para obtener información sobre los candidatos a los que van a entrevistar o contratar. Se trata de un medio que, sin grandes costes, puede arrojar mucha información valiosa que nos dará a conocer, en mayor profundidad, a la persona a la vamos a incorporar a nuestro equipo.

Se trata de un tema que abre un interesante debate de dónde termina mi vida profesional y comienza la personal, ya que estos medios suelen pertenecer más a la parte privada de la vida de los candidatos.

Podríamos analizar la cuestión, al menos, desde dos puntos de vista:

El punto de vista del empleador:

Cuando buscamos incorporar a una persona a nuestra empresa, queremos tomar la decisión más adecuada y que nos permita obtener los mejores resultados. Queremos minimizar el error y maximizar los resultados. Cualquier información, en este caso, nos podrá ser útil para acabar tomando la mejor decisión posible.

Es en este punto en el que la información que obtenemos de canales y redes sociales nos podrá ayudar a hacernos una idea veraz de las condiciones, talentos y dificultades de cada uno de los candidatos.

Pero,

¿las características personales de dichos candidatos van a influir realmente en su vida profesional¿

¿Hasta qué punto las empresas están cruzando la línea de esa barrera personal?

¿Es justo que lo que hago en mi vida personal dificulte mi trabajo o incorporación laboral?

Por otra parte, estos mismos medios están facilitando que se llegue al talento, que se encuentren personas a las que, gracias a estos medios, se las está localizando para ocupar puestos interesantes en empresas. Cada vez se utilizan más las redes sociales, sobre todo las profesionales para localizar y contactar a candidatos que creemos perfectos para nuestras organizaciones.

Por tanto, también se aumentan las oportunidades gracias a las redes sociales, ¿no?

El punto de vista del candidato:

Desde el punto de vista como candidato, las redes sociales son lugares que se relacionan, principalmente, con mi vida personal o privada. Excepto las que son profesionales por sí mismas y tienen directamente esa concepción, estas redes me sirven para estar en contacto con amigos, divertirme, compartir mis ideas o difundir mensajes que me interesan… La concepción es principalmente privada y personal y, muchas veces, no somos realmente conscientes del alcance que pueden tener las publicaciones que realizo o de las consecuencias que pueden tener mis actos u opiniones en estos medios.

Estoy segura de que todos pensamos que es injusto que te descarten en un trabajo sólo porque tienes una foto en tu Facebook con una copa en la mano. Todos nos habremos enfrentado, en algún momento de nuestra vida a una situación así. No tiene sentido que esto ocurra y no creo que este sea un uso demasiado adecuado de ello. Sinceramente, nos sorprendería ver qué cosas trascienden o se tienen en cuenta pero no es tan sencillo como esto. Para mí lo más relevante es que las redes permiten ir más allá, permiten ver ideologías, percepciones, ideas, personalidad… Y, al fin y al cabo, transmiten y dejan ver simplemente lo que yo dejo ver sobre mí.

Nunca descartaría a nadie en un proceso laboral por verle con una copa en Facebook (lo pensaría si sólo tuviera fotos de ese tipo y en muy malas condiciones) pero sí lo haría ante mensajes que hicieran apología del machismo, terrorismo o racismo, por ejemplo. Y la gente comparte información de este tipo en redes, lo veo todos los días.

¿No te das cuenta de que la información que publicas habla sobre ti y que pierdes el control de la misma desde que la incluyes en una red social?

¿Eres consciente de cómo puede afectarte lo que publicas alegremente en estos canales?

Y el debate sigue siendo el mismo, ¿afectan mis ideas personales a mi rendimiento como trabajador?

Puede que no, pero para las empresas toda esta información también es valiosa.

Ahora viene la buena noticia, la parte positiva, ¿por qué no usas estos medios con cabeza y entendiendo cómo hacerlo para que te beneficien más que perjudiquen?

No me canso de repetir que las redes sociales e internet no son ni positivos ni negativos por sí mismos, sino que lo que obtengas de oportunidad o amenaza va a estar directa e íntimamente ligado con el uso que hagas de ellos.

Hay, además, herramientas para controlar lo que muestras y que las redes sociales te beneficien más que perjudiquen. Algunas de estas herramientas te las contaré en mi siguiente artículo la próxima semana, para que puedas tenerlas en cuenta y aplicarlas de cara a sumar oportunidades y restar riesgos, también en tu vida laboral.

Este post es sólo una pequeña aproximación al interesante debate que surge a través de este tema, estaré encantada de que compartas en comentarios lo que opinas sobre él para seguir debatiendo en este y otros artículos.

, , ,

Deja un comentario